Ana Huertas y Rob Hopkins

"El cambio climático es el mayor fracaso de la imaginación en la historia de la humanidad"

CONFERENCIA CON ANA HUERTAS Y ROB HOPKINS: UN NUEVO CLIMA PARA UNA NUEVA SOCIEDAD.

"Os invito a imaginar cuantos usos podría tener este objeto" dijo el activista medioambiental Rob Hopkins mostrando un objeto abstracto a los asistentes a la conferencia "Un nuevo clima para una nueva sociedad". Durante un rato el público imaginó hasta veinte posibles usos mientras Hopkins explicaba que "con este ejercicio invitamos la imaginación a venir porque para luchar contra el cambio climático necesitamos mucha imaginación y mucha energía". Así comenzó la conferencia que junto con Ana Huertas ofreció el 13 de diciembre dentro del ciclo "Hagamos frente al cambio climático" de Re-City organizado por la Fundación Catalunya Europa con la colaboración de BBVA y el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona, el Área Metropolitana de Barcelona y la Generalitat de Catalunya.

Rob Hopkins es fundador del Movimiento de Transición y doctorado en transición sostenible por la Universidad de Plymouth (Inglaterra) y Ana Huertas es coordinadora de la Red de Transición y experta en agricultura sostenible y desarrollo comunitario. "Los gobiernos y los poderes económicos nos han impuesto el relato que vivimos en un mundo fantástico y que no hay nada mejor. Pero no es cierto, hay otros modelos alternativos de ciudades más amables y respetuosas con el medio ambiente, espacios verdes y sin coches, que promueven la economía local y donde las personas pueden vivir más conectadas entre sí", explicó Rob Hopkins resumiendo los principios del Movimiento de Transición que quiere avanzar hacia un mundo sin petróleo y más sostenible, promover iniciativas locales y otras maneras de imaginar el futuro de las ciudades, nuestros barrios y comunidades locales.

"Hay que reaccionar urgentemente ante el cambio climático, es una auténtica emergencia climática, no pensemos que esto será un problema de nuestros nietos, hay que actuar ya. Por eso, proponemos otras maneras de vivir, con imaginación e innovación, para no depender del petróleo, el coche o las industrias contaminantes. Vivimos en un momento de transición hacia un nuevo modelo de sociedad, de ahí parte nuestro movimiento" explicaron Hopkins y Huertas en el auditorio de la Fundación Antoni Tapies donde hicieron la conferencia moderada por Lorenzo Chelleri, profesor de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Internacional de Catalunya (UIC).

El Movimiento de Transición nació hace 12 años y está presente en unos cincuenta países en un centenar de pueblos. Entre los proyectos en marcha destacan los casos de "ciudades en transición" como Preston en Inglaterra o Lieja en Bélgica, donde se han desarrollado decenas de experiencias de economía local y cooperativas sociales gracias a la colaboración de los ayuntamientos con los ciudadanos.

La imaginación al poder.

"Tenemos que crear espacios para que la gente pueda intercambiar experiencias, establecer conexiones y relaciones de confianza que les permitan impulsar sus propios proyectos fruto de la cooperación y la colaboración real con las administraciones locales" dijo Ana Huertas, que criticó que los gobiernos "a menudo ponen trabas a los proyectos comunitarios y sólo hablan de participación cuando les conviene pero a la hora de la verdad actúan sin escuchar a los ciudadanos". "Tenemos que fomentar el tejido asociativo para que las comunidades sean propietarias de sus propios proyectos. Tenemos que perder el miedo a imaginar y a ser creativos", explicó Huertas que puso como ejemplo la ciudad de México, donde el gobierno local ha creado la figura de la consultora creativa y  el llamado "Laboratorio para la ciudad", una oficina para la experimentación de nuevas formas de colaboración y participación ciudadana dirigido por la artista y periodista Gabriella Gómez-Mont.

En España también tenemos muchos buenos ejemplos agrupados bajo el proyecto "Municipios de Transición", en pueblos como Carcaboso (Extremadura), Orendain (País Vasco), Argelaguer y Cardedeu (Cataluña) o los 21 municipios de la comarca de La Garrotxa pionera en ser un “Territorio Resiliente”. . Ana Huertas también mencionó iniciativas originales como la moneda social El Puma que permite comprar en el barrio El Pumajero de Sevilla; una escuela que sustituyó el autocar del transporte escolar por un carro de caballos; o la "cinecicleta", un cine que funciona gracias a la energía generada por una bicicleta mientras pedaleamos. Todos ellos, proyectos que se presentarán en el Foro Global de la Nueva Economía y la Innovación Social (Nesi) que se celebrará en Málaga del 24 al 26 de abril de 2019.

Por último, Rob Hopkins reivindicó el uso responsable de las nuevas tecnologías para que sirvan para desarrollar proyectos comunitarios y no para aislarnos socialmente pendientes a cada instante de las redes sociales que "nos quitan tiempo para pensar e imaginar". Según Hopkins, la transición hacia otro modelo de sociedad es inevitable, si de verdad queremos frenar el cambio climático. "El cambio climático es uno de los mayores fracasos de la imaginación de la historia de la humanidad, porque hemos renunciado a imaginar otras formas de vida más creativas y con menor impacto en el medio ambiente" sentenció Hopkins que terminó su intervención con una frase del escritor británico Neil Gaiman: "Todos, adultos y niños, tenemos la obligación de soñar despiertos y tenemos la obligación de imaginar. Podemos imaginar que no podemos cambiar nada, en un mundo enorme donde el individuo es un como un átomo o un grano de arroz, pero la verdad es que son los individuos los que hacen su futuro y lo hacen imaginando que las cosas pueden ser diferentes ".